Ir directamente al contenido
Bienal de Mujeres

Presentaciones

El mundo y una planta
(Die Welt und eine Pflanze). Obras de Ellsworth Kellyoctubre 2019–enero 2020

Ellsworth Kelly (Nueva York, 1923-2015) fue un pionero de los colour field painting cuando dejó a un lado la gestualidad emocional del expresionismo abstracto y la sustituyó por extensos y sólidos campos de color, aunque su trabajo también se ocupó de otros soportes como la escultura y la obra gráfica. Kelly se formó en Estados Unidos y en París, allí se relacionó, entre otros, con Jean Arp y Brancusi, los cuales tuvieron gran ascendencia sobre él. Matisse y Monet fueron otros de sus grandes referentes, de hecho poco antes de morir Kelly llegó a comisariar muestras de ambos artistas franceses.

Con motivo de las dos exposiciones que los museos de Munich Haus der Kunst y Pinakothek der Moderne le dedicaron en 2011, la edición del 6 de octubre del periódico alemán Die Welt fue ilustrada por él. Los editores prescindieron de las fotografías, que por imperativo de la información debían ilustrar las noticias, para en su lugar insertar los colores y las genuinas formas geométricas propias de Kelly. Fue esta la segunda vez que el diario invitaba, o quizá podríamos decir retaba, a un artista internacional a intervenir sus páginas; en la primera ocasión, 2010, lo hizo con el neoexpresionista Georg Baselitz y la tirada se agotó al mediodía. Esta novedosa y atrevida experiencia editorial ha tenido su continuación en el tiempo y cada año un artista diferente viene ocupando con su obra los espacios fotográficos del periódico. Entre ellos cabe citar a Gerhard Richter, Cindy Sherman, Julian Schnabel o Jeff Koons.

De todos los soportes artísticos que podamos imaginar –y a estas alturas es fácil hacerlo– el papel de periódico se presenta como uno de los más frágiles y efímeros. Sobre las páginas de pulpa de madera molida, propensas al deterioro y que tienden a desaparecer de la circulación marginadas por la información digital, se sustancia la excepcionalidad de esta obra gráfica de gran tiraje. Cuya edición ratifica una vez más la vigencia de la reproducción seriada de la obra artística, utilizada a lo largo del tiempo por los creadores más significativos e influyentes, demostrando que es una técnica que no desfallece en su evolución sino todo lo contrario. En definitiva, estas sencillas hojas de periódicos son obras de arte, documentos para la historia, gracias a la maestría de Kelly y a la arriesgada iniciativa de Die Welt.

El título de esta exposición, El mundo y una planta, alude por una parte a la traducción de la cabecera del periódico alemán y, por otra, a la obsesión por las plantas de Ellsworth Kelly desde los inicios de su carrera. Por eso, arropando a las páginas de Die Welt, se exhibe la litografría Tropical Plant, del año 1997 realizada en los talleres de Gemini G.E.L. en Los Ángeles.

Kelly, que se sentía un privilegiado por su dedicación al arte, lo argumentaba de esta manera: “Creo que lo que todos queremos del arte es una sensación de fijeza, de oposición al caos de la vida diaria. Esto es una ilusión, por supuesto, pero sigues intentando congelar el mundo como si pudieras hacer que dure para siempre”.