Ir directamente al contenido
Bienal de Mujeres

Presentaciones

El Álbum JaponésOctubre 2014–Febrero 2015

Con el nombre de álbum japonés la marca de papelería Moleskine denomina una libreta de páginas desplegables que, abiertas, conforman una especie de acordeón. Con las cubiertas en negro y sesenta páginas, que una vez desplegadas alcanza la longitud de dos metros setenta centímetros, se presenta como soporte ideal para plasmar ideas plásticas.

El libro de artista ha sido a lo largo de la historia del arte una forma expresiva utilizada por los grandes creadores, desde Picasso a Ruscha, Dieter Roth o Joseph Beuys. Incluso la prolífica Yoko Ono realizó en 1961 sobre este mismo formato una obra titulada Pintura en partes/pintura hasta que se hace mármol.

Con estos antecedentes y con el título referencial de El Álbum Japonés, la galería malagueña Yolanda Ochando Obra Gráfica ha invitado a una serie de creadores a diseñar su propio álbum. No todos ellos son artistas plásticos, también participan un estudio de arquitectura y un realizador de televisión. El resultado es una serie de nueve libros de artista originales y únicos. Los participantes son Ángel Cabello (Santa María del Páramo, León, 1959), Fátima Conesa (Algeciras, 1977), Enguita & Lasso de la Vega Arquitectura, Tania López Winkler (Celaya, Guanajuato, México, 1976) Salvador Menjíbar (Cuevas de San Marcos, Málaga, 1951), Mati Moreno (Almería, 1954), Curra Rueda (Madrid, 1971), Miluca Sanz (Segovia, 1956) y Federica Tavian Ferrighi (Lendinara, Rovigo, Italia, 1976).

Todos ellos han recurrido a diferentes técnicas como bolígrafo, témpera, grafito, collage, troquelados, cortes, incorporación de textiles e incluso a la creación de una escultura. Aún utilizando el mismo soporte, el resultado es de una sorprendente variedad plástica, lo que avala las posibilidades que ofrece esta sencilla libreta de papel para la creación artística.

Contra la idea de que las técnicas y soportes tradicionales viven sus horas más bajas frente al avance imparable de las técnicas digitales, la exposición El Álbum Japonés reivindica el objeto de arte único. De esta manera se une a un movimiento internacional que se propone fetichizar el libro de artista.

Con El Álbum Japonés Yolanda Ochando Obra Gráfica participa en la nueva feria de arte emergente Art & Breakfast en la modalidad de solo/start–up project que tendrá lugar en Málaga, del 23 al 25 de enero de 2015, en el hotel Room Mate Larios.


Ángel Cabello

Ángel Cabello: Melancolía. Maqueta
Título
Melancolía. Maqueta
Año
2014
Técnica
Mixta

Una broma siniestra y dulce que puede encontrar su lugar sobre el chiffonier de la entrada para que sirva de diversión a los amigos que visiten su hogar y sintonicen con su particular sentido del humor.

Un ejercicio plástico que rastrea la cercanía de la tensión constructivista con las serenas formas japonesas, salpimentado con amargas escamas dadá.

Una escultura realizable a diferentes escalas; con una altura de 5 centímetros resulta extremadamente delicada y si supera los 2 metros se convierte en un biombo muy elegante que puede crear en el salón de baile de su residencia una estancia aparte para que se retoquen las señoras, permitiendo oír los murmullos al otro lado.

También puede ser un gran mural (capaz de refrescar el amplio atrio de una universidad del sur) que alcanza su plenitud cuando las figuras del círculo rojo son de una escala ligeramente superior a la humana.

Como, en sí mismo, puede considerarse una maqueta que potencialmente contiene las diferentes dimensiones a las que a uno se le antoje imaginarla, resulta muy adecuado su uso para ritos melancólicos.

Desplegándolo al inicio de una ceremonia, la sucesión ordenada de sus formas (obligada su lectura de izquierda a derecha) sirve para escandir con armonía las diferentes fases de un protocolo.

El acto de plegarlo, al final, puede alcanzar la pompa suficiente como para hacer ese rito inolvidable. Un juego con anacronismos para burlarse de la nostalgia, un intento de hacer creer que el tiempo no pasa en balde.

Puede que todo lo anterior no sea más que un empeño en justificar lo que hay o una invitación a fantasear con ironía sobre ello.

— Ángel Cabello

Fátima Conesa

Origen
Título:
Origen
Año:
2014
Técnica:
Tinta y grafito

Enguita & Lasso de la Vega Arquitectura

Enguita & Lasso de la Vega Arquitectura
Título:
Homenaje a Leonardo da Pisa
Año:
2014
Técnica:
Moleskine Álbum Japonés y madera lacada

A raíz de la invitación para intervenir el Álbum Japonés, un cuaderno-biombo editado por Moleskine, nuestro interés se centró en convertir este delicado objeto en una pieza de arquitectura. Resolver la cuestión significaba encontrar una forma “natural” de hacerlo, algo esencial a la cultura japonesa. La respuesta llegó a través de las enseñanzas del matemático italiano Leonardo da Pisa (1170-1250), cuyo principal aporte a la cultura occidental quedó reflejado en la serie numérica denominada Sucesión de Fibonacci, presente en todos los fenómenos naturales dinámicos, desde la formación de una ola hasta el crecimiento de un árbol.

Sobre una base de madera negra lacada realizamos una serie de incisiones a distancias derivadas de la secuencia de Fibonacci. La sorpresa surgió cuando al desplegar sobre la base de madera el Álbum Japonés —que había estado plegado y cerrado desde su fabricación— éste se acomodó sin esfuerzo sobre las pequeñas incisiones, sin tener que forzar el desplazamiento de ninguna de sus páginas. De repente desde su interior pareció surgir una precisa ola geométrica, como si el Álbum estuviese revelando una respiración propia.

— Luis Enguita

Tania López Winkler

Hilando a Doris
Título:
Hilando a Doris
Año:
2014
Técnica:
Collage y recorte sobre papel

Hilanda es una detective privada de lo espacial y lo estético. Ella busca pistas arraigadas en las experiencias estéticas efímeras de la vida en la ciudad y en lo cotidiano. El trabajo de Hilanda implica largas caminatas y perderse en los laberintos físicos y psíquicos de la ciudad. Si viviera en París, la llamarían flaneuse, pero como opera en Londres, es una detective. Como su amigo y colega Sherlock, de vez en cuando entra en arrebato y delirio nocturno, pero en lugar de tocar el violín ella hila.

A menudo, durante la noche, Hilanda hila filamentos urbanos junto con sueños y los convierte en pistas. Estas pistas desenmarañan los contornos de historias personales.

Hilanda se mudó a una casa, de esas construidas en las afueras de Londres en los años 30. Poco a poco empezó a tomar posesión del espacio, quitando los trazos de vidas pasadas: afuera alfombras y el papel de las paredes de cada habitación. Haciendo esto, empezó a hilar a los habitantes anteriores. Hasta donde sabía, una pareja había vivido en la casa durante 40 años. En el ático encontró arrumbada, entre maderos, una tejedora. Cerca de la máquina, había un pequeño paquete con patrones recortados de revistas para hacer prendas de punto. Junto con los patrones, también había un recorte del anuncio de la boda de Doris y John en 1946. Hilanda tomó este material para hilar a Doris.

Los patrones de las diferentes prendas muestran indicaciones separadas en categorías: “Materiales”, “Medidas”, “Tensión”, “Abreviaturas”, “Espalda”, “Delantero”, “Mangas”, “Tiras” (cintura, cuello, botones, etc.), y “Montaje”. Partiendo de diferentes patrones, cada categoría fue sumada y reconfigurada en 9 líneas. A su vez, cada línea cierra con un “modelo construido” de los diferentes modelos que Doris tejía.

Hilando a Doris es un homenaje al tejido y estructura de lo cotidiano. Y busca manifestar el espacio social que la acción de tejer y vestir genera.

— Tania López Winkler

Salvador Menjíbar

La madeja geométrica
Título:
La madeja geométrica
Tipo de Libro:
Unikat-polimorfo escultural, lineal desplegable
Técnica:
Pintado con bolígrafo negro en sus dos caras, troquelado y con intervenciones personales de corte creando páginas en fallas
Formato:
Libreta Moleskine, 60 páginas desplegable de forma lineal consecutivas de 270 cm de largo
Medidas:
143 mm x 94 mm x 10 mm
Año:
2014

La percepción bidimensional líquida de frontalidad es la ambigüedad de nuestra época liberal como placer individualista de la materialidad sin contenido social, surgido de la tradición escolástica contemplativa de siglos estéticos para el otro mundo inexistente. Un producto contemplativo estético paras las ilusiones románticas o líricas hasta un consumismo perfecto de arte sensorial sin la racionalidad socio-política global para nuestro mundo.

La madeja geométrica, como libro de artista, es un polimorfismo escultural estético de sinergia holista sin principio ni fin que nos sumerge en el concepto de totalidad visual y mental de contradicciones. Es un libro de artista de Selbsterhaltungstrieb, provocador de sinergias propias, desciende la mente en un sistema cuyo equilibrio resulta del conflicto entre tendencias o instancias opuestas de energía psíquicas materialistas que orientan el comportamiento hacia un fin o pulsiones que se descargan al conseguirlo, deshilando.

— Salvador Menjíbar, Berlin, 2014 (revisado 10/2014)

Mati Moreno

Mi viaje a Ítaca
Título:
Mi viaje a Ítaca
Año:
2014
Técnica:
Tintas y collage

Mi álbum japonés alude al poema de Kavafis, Ítaca. Siempre me ha gustado este texto porque me recuerda que nuestros proyectos, nuestras ilusiones… son el motor que nos hace emprender el viaje. Pero lo importante no es solo alcanzar nuestro destino, sino vivir intensamente y disfrutar del trayecto.

He seleccionado un fragmento de la primera estrofa. Aparece copiada, sin evitar mis tachones, pues el error es elemento fundamental de este periplo. (¿Qué sería la vida sin errores? ¿Algo inimaginable, a lo que no podemos aspirar… ¡Pongámonos de acuerdo en afirmar que representan algo imprescindible en nuestras vidas!)

En estos momentos emprendo un jubiloso viaje. Pido que esté lleno de aventuras, experiencias… Y sé que los monstruos no tendrán poder si no los llevas dentro de tu alma, / si no los yergue tu alma ante ti, como nos cuenta Kavafis en este fragmento.

Cada página es uno de esos momentos de mi viaje. Lo jubiloso del camino me ha hecho apostar por el color y el ritmo; la gestualidad del trazo responde a la emoción, elemento fundamental para mí; finalmente, el carácter velado, que le presta el papel vegetal a cada hoja, pone en evidencia el misterio, algo esencial en la vida y por supuesto, en Mi viaje a Ítaca.

— Mati Moreno

Curra Rueda

La verdad escondida
Título:
La verdad escondida
Año:
2014
Técnica:
Mixta, tinta y témpera sobre papel

La verdad es un tesoro escondido, un bien inestimable que pocas almas saben encontrar. Está al alcance de todos, pero nos equivocamos fácilmente, amamos lo que brilla. Desconocemos la naturaleza de nuestro propio deseo y eso hace que tengamos sed infinita. Buscamos erróneamente donde no hay más que vacío. La verdad está oculta a los ojos, pero no al corazón. Es accesible pero no se hace notar. Por eso no la vemos, está ahí delante, pero seguimos sin verlo. Hacen falta unos ojos humildes y confiados para descubrirla; necesitamos desviar nuestra atención y reparar en lo pequeño, en lo sencillo, en lo que pasa desapercibido.

Esta intervención del álbum japonés, es una invitación a encontrar esa verdad, nuestro propio tesoro.

— Curra Rueda

Miluca Sanz

Diario de abril y gente
Título:
Diario de abril y gente
Año:
2014
Técnica:
Collage

Un Lunes sale el sol, el Martes alguien asoma la nariz, el Miércoles crece la primavera y el Jueves sonrisas socarronas, el Viernes nos mira de reojo, el Sábado hay una persona durmiendo, el Domingo alguien se pone minifalda…y empieza otro lunes diferente.

Cada día empieza el mundo y algunos saben que esa es la única medida de la vida: el día. Es la medida humana del tiempo, es nuestro tiempo real, el que vivimos.

Cada día es el retrato de alguien, y cada día cuenta una historia diferente que puede ser de todos o de nadie. La sucesión de esos días se convierte en vida y a nosotros nos convierte en gente.

Llega el mes de Abril, llega el sol, y una mano que sujeta el mundo, unos pasos, el calor de la primavera y risas de la gente, llega la luz y alguno que sale a la calle a pasear, llegan los colores, una mirada…

Y se acaba Abril pero siguen eternamente los días, que se vuelven Mayo, Octubre o Diciembre.

Este Diario de abril y gente es uno más de los diarios en los que desde hace tiempo centro mi trabajo y que construyo desde diferentes miradas, lenguajes y formalizaciones (Diario aburrido, Diario de cualquiera, Diario de un náufrago, Diario intermitente, Diario de Estado,…).

— Miluca Sanz, Madrid, Julio 2014

Federica Tavian Ferrighi

Il Giardino proibito
Título:
Il Giardino proibito
Año:
2014
Técnica:
Lápiz sobre papel

El jardín prohibido es un proyecto artístico con una finalidad educativo /ambiental, que se desarrolla en el ámbito de la zona abandonada 'ex Ospedale al Mare en el Lido de Venecia, Italia, que puede ser considerado un símbolo de un estado de abandono, deterioro urbanístico y del paisaje. Un paisaje y un territorio que hay que defender.

El jardín prohibido quiere enfocar la atención, a través de las plantas, en el ser humano y el medio ambiente. Inspirado por el mismo soporte de la obra, he querido hacer un paralelo entre la cultura oriental y aquella occidental sobre el tema mítico del jardín. Lo he considerado símbolo de vida y biodiversidad y llevado a un proyecto contemporáneo que se focaliza en territorio especial, y que, sobre todo, sondea aquellos espacios vacíos y abandonados que cada vez más toman parte de la urbanística de varios países.

En las dos culturas, el jardín tiene el valor de la perfección y el equilibrio. Los jardines japoneses tienen sus raíces en la religión sintoísta de Japón, con la historia de la creación de ocho islas perfectas, y Shinchi, los lagos de los dioses. Santuarios prehistóricos de los kami, dedicados a los dioses y a los espíritus, se encuentran en las playas y en los bosques a lo largo de la isla. A veces, ellos tomaron la inusual forma de las rocas o árboles, que se han marcado con cuerdas de fibra de arroz, y rodeado de piedras blancas o guijarros, símbolo de pureza. El patio de grava blanca se ha convertido en un sello distintivo de los santuarios sintoístas, palacios imperiales, templos budistas y los jardines zen. Lo mismo ocurre con el Jardín del Edén, como se describe en Génesis, capítulos 2 y 3: El Señor creó el Jardín de Adán, el primer hombre que Dios había formado. En Génesis 2:8-9 leemos: Y Jehová Dios plantó un jardín en Edén, al oriente, y puso allí al hombre que había formado. Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a verse y cuyo fruto era bueno para comer, y el árbol de la vida en el medio del huerto, y el árbol del conocimiento del bien y del mal. Algunos creen que el jardín estaba en la cima de una montaña o en la proximidad de una salida con fuentes de agua dulce, porque leemos: un río salía del Edén para regar el huerto, y de allí se repartía en cuatro brazos (Génesis 2:10). Así que el Jardín del Edén era perfecto. Ofrecía la belleza y el sustento. Es agradable ver y bueno para comer, y una fuente de agua potable. En cuanto al hombre, Dios lo puso en el huerto de Edén, para que lo trabajara y lo guardase (Génesis 2:15).

El jardín del Edén estaba prohibido por la desobediencia del hombre porque comió del árbol de la vida y del conocimiento.

De hecho, el hombre muestra poca preocupación frente al paisaje y a menudo lo destruye, destruyendo la vida y sobre todo el conocimiento mismo. Por eso desarrollo un proyecto/denuncia, porque lo verdaderamente bueno para el hombre y el paisaje esta prohibido y de reflejo también el conocimiento.

— Federica Tavian Ferrighi