Ir directamente al contenido
Bienal de Mujeres

Presentaciones

Jan Hendrix: Spring StationNoviembre 2007–Marzo 2008

Jan Hendrix (1949, Maasbree, Holanda) es un cartógrafo de la naturaleza. A lo largo de sus viajes, o más bien de sus estancias en diferentes lugares, porque Hendrix no viaja apresuradamente como se hace hoy en día, sino que se establece en el sitio, levanta acta, toma nota del entorno natural y lo transcribe, primero a la que el llama su “disco duro”, Script, compuesto por tres mil seiscientos iconos impresos en blanco y negro, de dónde con posterioridad será vertido a la obra, en un proceso de reelaboración, de reconstrucción. Script es una suerte de WunderKammer, reminiscencia de su visita en la infancia a un museo local.

¿Sucederá algún día, como en el texto de Borges, que el mapa levantado sea de igual tamaño al del lugar cartografiado?

Podríamos reconstruir los lugares visitados por Jan Hendrix a través de su obra, algo así como hacen los aborígenes australianos con sus canciones, que permiten al oyente reconocer el terreno cantado.

Convendría en este punto deslindar el concepto de naturaleza del concepto de paisaje. Para ser más preciso, Hendrix es un cartógrafo del paisaje, entendido éste como la relación subjetiva ente el hombre y el medio, relación que se establece con la mirada.

Ese proceso de reelaboración del que hablábamos antes tiene mucho que ver con la importancia que el lenguaje de la gráfica tiene en su obra. La elección de la técnica no es al azar. Le permite intercambiar, jugar con sus notas, con esos iconos, hasta obtener lo que desea: una destilación, una esencia del paisaje contemplado.

En un principio su inclinación fue más a la serigrafía, para en esta serie centrarse en una técnica clásica: la litografía.

El papel es igualmente definitorio del trabajo de Hendrix. La elección de papeles naturales, elaborados artesanalmente con fibras vegetales, cierra el círculo, nos devuelven al punto de partida, al paisaje aprehendido.